Rodillo Facial de Jade

$149.00

Ideal para aplicar tu serum, mientras masajeas y estimulas tu rostro para la mejor absorción de tus productos faciales. A través de un delicado masaje linfático que ayude a drenar y relajar el rostro. 

¿Cómo se usa?

1. Limpia tu rostro Empieza limpiando a profundidad tu rostro con un tónico seguido de una espuma o crema limpiadora. Enjuaga delicadamente sin jalar la piel para evitar dañarla o irritarla.

2. Hidrata tu piel Antes de empezar a masajear tu rostro, aplica tu rutina hidratante preferida. Te recomendamos usar tanto una crema especial para tu tipo de piel así como sueros y tónicos reafirmantes. Le darán un plus a tu rutina de cuidado.

3. ¡Hora de masajear! Ahora, ¡la parte más importante! Para que el masaje con tu rodillo de jade funcione es importante que siempre hagas movimientos delicados pero firmes, evitando estrujar la piel o jalarla hacia abajo.

¿Cómo debes masajear cada parte de tu cara con rodillos faciales?

Empieza masajeando tus mejillas y tu mentón, presionando con firmeza y llevando el rodillo hacia arriba casi hasta las orejas. Realiza el mismo movimiento entre cuatro y seis veces por lado.

Después pasa al área de los ojos y con el lado pequeño de tu rodillo (o con uno de menor dimensión) pásalo por debajo de los ojos empezando por el lado del lagrimal hacia afuera. Repite el movimiento de 10 a 15 veces de cada lado. Procede a masajear la frente, posicionando el rodillo en el centro y dirígelo hacia tus orejas, primero de un lado y después del otro. Repite este movimiento entre 4 y 6 veces de cada lado.

Finalmente, da una pasada a tu cuello y escote, dando movimientos siempre hacia arriba.

Compartir: